Global site

El sitio web de ABB utiliza cookies. Permaneciendo en la página, usted consiente el uso de cookies. Más información

Subestaciones

Como proveedor líder mundial de subestaciones eléctricas, ABB ha desarrollado avances claves que han mejorado la fiabilidad y flexibilidad de sistemas de trasmisión y distribución en los lugares más demandantes, desde desiertos y montañas hasta centros de ciudades y plataformas marítimas.

ABB ha estado construyendo subestaciones desde el siglo 1900 y ha entregado más proyectos de subestaciones que cualquier otro proveedor del mundo.

A través de las décadas, las innovaciones de ABB han revolucionado la tecnología de subestaciones, referente al tamaño, rendimiento e inteligencia, en áreas claves. Por ejemplo:

ABB entregó la primer subestación aislada en gas (GIS, por sus siglas en inglés) en 1965. La tecnología GIS permite reducir las huellas de subestaciones en un 70 por ciento; el cambio es fenomenal, del tamaño de una cancha de fútbol a uno de un jardín pequeño. Esto hace que sea posible construir subestaciones en lugares céntricos y otras áreas de espacio restringido, como plataformas marítimas de petróleo y gas, plantas energéticas y edificios de oficinas.

Durante los 40 años pasados, ABB ha entregado miles y miles de GIS en el mundo, incluyendo las instalaciones GIS más grandes del mundo en la planta hidroeléctrica Itaipu en Brasil (entregada en 1984 y con un valor de 550 kV) y la planta hidroeléctrica Tres Gargantas en China (entregada en 2006 y con un valor de 550 kV).

Recientemente, con la colaboración de la Corporación Estatal de Redes de China (SGCC, por sus siglas en inglés), ABB elevó exitosamente el nivel de rendimiento récord del mundo de una celda GIS a 1.100 kV. Esta innovación le va a permitir a la SGCC construir en los próximos años la red de transmisión de CA más larga y potente del mundo.

ABB también ha establecido nuevos récords respecto al tamaño y rendimiento de subestaciones aisladas en aire con tecnologías únicas e innovadoras, tales como interruptores desconectadores y celdas híbridas de AIS/GIS. 

ABB ha reducido el tamaño de subestaciones aisladas en aire (AIS, por sus siglas en inglés) en un 50 por ciento aproximadamente y ha alcanzado niveles récords de rendimiento.

Los interruptores desconectadores (DCB, por sus siglas en inglés) combinan en un solo componente todas las funciones de un interruptor de circuito y de un desconectador, a diferencia de la solución tradicional que requiere tres componentes (dos desconectadores separados para cada interruptor).

Recientemente, ABB extendió el índice de sus DCBs al nivel de 500 kV, esto permite que, por primera vez, pueda haber subestaciones AIS de ultra alto voltaje y centros de carga cerca de áreas céntricas donde los altos precios de los terrenos y las restricciones de espacio generalmente dificultan la construcción de grandes estaciones AIS.

El concepto de DCB de 500 kV reduce el tamaño de grandes subestaciones AIS de 500 kV de alrededor de 60.000 metros cuadrados (el tamaño de seis canchas de fútbol) a estimativamente 30.000 metros cuadrados. La reducción en los costos de instalación y construcción, así como también en el impacto visual, es considerable. 

El estándar IEC 61850 para comunicaciones en subestaciones es uno de los avances más significativos en tecnologías de automatización y protección de subestaciones de varias décadas. Cumple con una necesidad que data de hace tiempo respecto a un solo estándar global para la interoperabilidad y la comunicación e intercambio de información en tiempo real entre dispositivos críticos de automatización de subestaciones.

ABB tuvo un papel clave en el desarrollo de este estándar global y, en el 2004, llevó a cabo la primer venta múltiple del mundo de una instalación IEC 61850 en una de las subestaciones más grandes y más importantes de Europa. En los cuatros años pasados, ABB ha provisto cientos de sistemas IEC 61850 y miles de productos para remodelaciones o nuevas instalaciones en más de 60 países para mejorar el rendimiento, la eficiencia y la fiabilidad del funcionamiento de subestaciones.