Global site

El sitio web de ABB utiliza cookies. Permaneciendo en la página, usted consiente el uso de cookies. Más información

Corriente Directa de Alto Voltaje (HVDC)

La tecnología de ABB en corriente directa de alto voltaje (HVDC, por sus siglas en inglés) ha tenido un impacto realmente revolucionario en la manera en que se distribuye la energía a los consumidores en todo el mundo.

Gracias a esta innovación de ABB, algunas de las ciudades más grandes del mundo, como Nueva York, Los Ángeles, San Pablo, Shanghai, Guangzhou, Delhi y Johannesburg, reciben enormes volúmenes de energía eléctrica que generalmente son transportados a través de miles de kilómetros con un nivel de pérdida e impacto ambiental extraordinariamente bajo.Gracias a esta tecnología de ABB, las redes de energía nacionales y regionales en toda Europa y América tienen sus redes de energía interconectadas e intercambian electricidad una con la otra en tiempo real.

Gracias a este invento de ABB, se distribuyen grandes cantidades de electricidad por medio de cables que son de alto rendimiento y que no dañan el medio ambiente. Esta tecnología ha ganado prestigiosos premios de medio ambiente y técnicos.

Gracias a esta innovación a nivel mundial de ABB, enormes plantas energéticas marítimas, compuestas por cientos de turbinas de viento, pueden ser conectadas a redes de energía en tierra firme de manera segura, confiable y sin dañar sensibles medioambientes marinos.

Y gracias a esta solución pionera de ABB, muchas plataformas de petróleo y gas que se encuentran en altamar reciben, a un bajo costo, electricidad libre de emisiones proveniente de fuentes renovables ubicadas en tierra firme.

 

Estableciendo records y revolucionando el mundo

Desde que se desarrolló la primer instalación comercial en el mundo de un HVDC en la década de 1950, ABB ha diseñado y llevado a cabo más de 60 proyectos HVDC alrededor del mundo, muchos de los cuales han sido récords en términos de tamaño o han establecido nuevas marcas referenciales en términos de rendimiento. 

Alguno de los récords son la instalación más extensa y más potente de HVDC (la red de energía Xiangjiaba- Shanghai que está actualmente en construcción en China, la cual proveerá 6.400 mega watts de electricidad a lo largo de una distancia de 2.071 Km); el sistema subterráneo de cableado y transmisión más extenso del mundo (el proyecto Murraylink de 180 km en Australia); y el cableado subacuático más extenso del mundo (la interconexión NorNed, de 580 km, entre Noruega y Los Países Bajos)

Otras instalaciones de HVDC de ABB que han sido revolucionarias son la conexión más larga y más remota de un predio de energía eólica marítimo (la NordE.ON 1 de 400 MW en el Mar del Norte); la primer solución, a nivel mundial, con alimentación energética desde tierra firme para una plataforma marítima de petróleo y gas (el proyecto Troll A de 84 MW en el Mar del Norte); y los transformadores conversores más grandes del mundo (con un índice de energía de 621 MVA y tolerando una inmensa cantidad de 554 toneladas métricas para el Pacific Intertie, una línea de transmisión de energía de Estados Unidos).

 

Intercambio de energía y energía limpia

La tecnología HVDC de ABB también ha hecho posible que distintos países puedan interconectar sus redes nacionales de energía y mejorar su seguridad energética mediante el intercambio y la comercialización de energía con sus vecinos.

HVDC ha interconectado redes de distintos países en Europa, redes regionales de Estados Unidos (entre sí mismas, y con Canadá y Méjico), y ha conectado a Argentina con Brasil, a Mozambique con Sudáfrica, y a tres estados de Australia entre sí mismos.

Muchas de estas conexiones les permiten a los receptores importar energía hidroeléctrica limpia desde una red vecina, reduciendo, de este modo, el consumo de combustibles fósiles utilizado para la generación de energía y deteniendo las emisiones de gas invernadero.


Línea Classic, Light y Ultra

ABB ha desarrollado y puesto en marcha la primer instalación comercial en el mundo de un HVDC en Suecia, en 1954. Desde entonces, ABB ha estado desarrollando continuamente el concepto y ha ampliado su número de aplicaciones.

El HVDC Classic se usa principalmente para el transporte de energía en grandes cantidades a través de largas distancias por tierra (como en China y Brasil) o por agua (como sucede entre Noruega y Los Países Bajos) y para interconectar sistemas de energía diferentes donde los métodos de conexión convencionales de CA no son posibles.

El HVDC Light®, el cual ABB lanzó en 1997, permite que la energía sea transportada a través de largas distancias usando líneas aéreas o cables subterráneos o subacuáticos que no dañan el medio ambiente. Esta tecnología es utilizada para interconexiones de redes, y para redes marítimas conectadas a plataformas de energía eólica y a plataformas de petróleo y gas.

Recientemente, ABB ha desarrollado una solución de corriente directa de ultra alto voltaje (UHVDC, por sus siglas en inglés) para la red Xiangjiaba-Shanghai en China. Esta súper vía de energía proveerá la electricidad suficiente para poder alcanzar las necesidades de 31 millones de personas, y además es considerado el salto más importante en capacidad y eficiencia de transmisión en más de dos décadas.