Global site

El sitio web de ABB utiliza cookies. Permaneciendo en la página, usted consiente el uso de cookies. Más información

El interruptor automático Emax 2 de ABB gana el premio de diseño industrial Red Dot 2014

Emax 2 es el primer interruptor automático de baja tensión del mundo con gestión de potencia integrada.

El premio de diseño industrial Red Dot (red-dot.org) reconoce la excelencia internacional en diseño de productos desde 1954.

Presentado en 2013, el innovador interruptor automático Emax 2 de ABB sustituye a los interruptores automáticos tradicionales existentes en el mercado. Este interruptor tiene el potencial para generar un ahorro anual equivalentes al consumo eléctrico de 1,4 millones de hogares en la UE, es decir, 5,8 millones de megavatios-hora (MWh).

Los interruptores automáticos se utilizan para proporcionar protección y control de una cantidad importante de energía eléctrica en un entorno de baja tensión, como en edificios industriales y comerciales, centros de datos o embarcaciones. Emax 2 contiene un relé de protección que permite que el interruptor desconecte el circuito eléctrico que alimenta, con un controlador de potencia integrado que mide y evalúa el consumo energético y después gestiona las cargas conectadas al interruptor para mantener o reducir el uso máximo de la energía según determine el usuario.

“Estamos orgullosos de nuestra innovadora tecnología y el premio Red Dot al diseño del producto reconoce los logros del equipo”, declaró Giampiero Frisio, Director mundial de la unidad de negocio Breakers and Switches de ABB. “Los interruptores automáticos están instalados a nuestro alrededor y ahora no solo son capaces de interrumpir la energía cuando es necesario, sino que también pueden gestionarla”.

Emax 2 es el único interruptor automático de su categoría que además de proteger los circuitos eléctricos también reduce el consumo energético de las instalaciones basándose en nuestras necesidades y, en consecuencia, da lugar a una drástica reducción de las pérdidas de energía y las emisiones de CO2. Lo que lo hace realmente excepcional es que consigue todo esto con un solo dispositivo.

“Por ejemplo, en una planta de fabricación en la que se están usando todas las líneas eléctricas aparece una necesidad de utilizar una máquina adicional de gran potencia, que superaría la potencia máxima de la instalación. Emax 2 detendría la alimentación eléctrica de una carga de la instalación no prioritaria, como el aire acondicionado del comedor, que está vacío porque ya ha pasado la hora del almuerzo”, explicó Frisio. “El responsable de la instalación puede determinar cómo se configura los criterios de desconexión y conexión para cumplir los requisitos específicos de la instalación y garantizar la eficiencia energética óptima”.

El desarrollo del nuevo interruptor automático Emax 2 duró varios años y fue liderado desde el centro de desarrollo de ABB en Bérgamo, Italia.

Más información sobre