El CEO de ABB insta a los Estados Unidos a permanecer en el Acuerdo de París

Peter Voser, CEO de ABB
Peter Voser, CEO de ABB

Peter Voser ha sumado su voz al conjunto de más de 70 empresas y líderes sindicales en apoyo de este histórico acuerdo

El cambio climático es uno de los mayores retos de nuestros días. A lo largo de las dos próximas semanas, los responsables políticos internacionales se reunirán en Madrid con motivo de la cumbre climática que anualmente celebra la ONU. La mayoría de ellos provienen de países comprometidos con el histórico Acuerdo climático de París.

En medio de la crisis climática en que estamos sumidos, los Estados Unidos han comenzado su retirada formal del Acuerdo tras anunciar su intención a este respecto en 2017. En torno a esas mismas fechas, cerca de 70 directores generales de los Estados Unidos sumaron fuerzas para abogar por la permanencia de los Estados Unidos en el Acuerdo. Querían expresar que estaban decididos a permanecer dentro de los términos del acuerdo, y que unirían fuerzas para llenar el vacío de liderazgo dejado. ABB comparte su postura.

Los efectos del aumento de la temperatura mundial son evidentes. A consecuencia del cambio climático, las poblaciones más vulnerables del planeta están sufriendo una mayor frecuencia de acontecimientos meteorológicos extremos. Los huracanes son cada vez más destructivos, los incendios forestales cada vez más frecuentes y dañinos, las sequías cada vez más prolongadas, y las inundaciones anegan zonas cada vez más amplias. Todo ello afecta a la economía y supone una amenaza para la vida y el modo de subsistencia de millones de personas.

Las empresas juegan un papel cada vez más importante en la aceleración del cambio hacia una economía de bajo carbono y más resistente al panorama climático. Los líderes empresariales deberán asociarse con otras empresas, gobiernos y con la sociedad civil para hacer esto posible. La promesa del Acuerdo de París es la de un mundo justo y próspero. En 2018, la energía limpia dio trabajo a más de tres millones de estadounidenses, tres veces más que el volumen de trabajadores empleados en el sector de los combustibles fósiles. Los empleadores estiman que el crecimiento de estos puestos a lo largo de 2019 será del seis por ciento.

El cambio a una economía de bajo carbono supondría una oportunidad de crecimiento de 26 billones de dólares, lo que no hace sino demostrar que un futuro más sostenible a largo plazo es también extremadamente beneficioso para las empresas. Permanecer en el Acuerdo de París reforzará la competitividad de las empresas en los mercados internacionales, y situaría así a los Estados Unidos como líder de la puesta en práctica de nuevas tecnologías que sirvan de apoyo a una transición justa de la mano de obra, desde el respeto a los derechos laborales, que dé sustento a los empleados y a las comunidades, cree nuevos puestos de trabajo y ayude a construir empresas sólidas. El acuerdo es además un impulso a la inversión gracias a la fijación de objetivos claros que hacen posible la planificación a largo plazo. Se anima así a las empresas a innovar para alcanzar la reducción de emisiones a bajo coste.

Los avances producidos en el último par de años están lejos de ser suficientes. Los líderes deben comprometerse a tomar medidas más rápidas y significativas en el futuro, aprovechando para ello el sólido marco normativo del Acuerdo de París, que brinda a las empresas la libertad de escoger su propio camino hacia la reducción de emisiones. ABB sigue dedicada a continuar en esta senda, y colaborará con líderes empresariales y gubernamentales para fomentar soluciones aceleradas que ayuden a los líderes internacionales a generar un plan de acción más ambicioso con el que abordar el cambio climático y cumplir los compromisos contraídos en 2015 con el Acuerdo de París.

El comunicado completo puede leerse en: https://www.unitedforparisagreement.com/

Links

Contáctenos

Descargas

Compartir este artículo

Facebook LinkedIn Twitter WhatsApp