Resultados del tercer trimestre de 2020

Un sólido rendimiento de base

  • Pedidos de 6.100 millones de dólares, -9 %; comparables -8 %
  • Ingresos de 6.600 millones de dólares, -4 %; comparables -4 %
  • Beneficios de explotación de 71 millones de dólares; margen 1,1 %
  • Ganancias derivadas de Power Grids de 5.300 millones de dólares antes de impuestos en concepto de operaciones suspendidas
  • EBITA operativo de 787 millones de dólares; margen 12,0 %
  • Ingresos netos de 4.500 millones de dólares, lo que supone un aumento del 780 % si se incluyen las ganancias derivadas de Power Grids
  • Dividendo básico por acción de 2,14 dólares, un aumento del 785 %; dividendo operativo por acción de 0,21 dólares, una disminución del 36 %
  • El flujo de caja operativo fue de 408 millones de dólares tras el impacto negativo de 273 millones de dólares derivado de las pensiones; se espera una entrega de efectivo robusta para todo el año

«Los ingresos del tercer trimestre en todas las áreas de negocio siguieron viéndose afectadas por el impacto de la COVID-19, a pesar de que la sólida recuperación en China y los esfuerzos de mitigación aún en desarrollo sostuvieron un sólido rendimiento de base. Como aspecto positivo, la integración de GEIS y el cambio de rumbo de los productos para instalaciones de Electrification están comenzando a dar sus frutos y el rendimiento de Motion es sólido. Por el contrario, Robotics e Industrial Automation necesitarán más tiempo para recuperarse», afirmó Björn Rosengren, CEO de ABB. «Estamos avanzando con la descentralización del grupo y con la revisión aún en desarrollo de nuestra cartera al tiempo que desarrollamos nuestro programa de recompra de acciones según estaba previsto. Estamos deseando ofrecer más detalles acerca de nuestro progreso estratégico con ocasión del Capital Markets Day que tendrá lugar el 19 de noviembre».

PRINCIPALES CIFRAS VARIACIÓN VARIACIÓN

(millones de dólares si no se indica

otra cosa)

T3 2020

T3 2019

US $

Comparables

9M 2020

9M 2019

US $

Comparables

Pedidos

6.109

6.688

-9 %

-8 %

19 509

21 702

-10 %

-7 %

Ingresos

6.582

6.892

-4 %

-4 %

18 952

20 910

-9 %

-7 %

Beneficios de explotación

71

577

-88 %


1.015

1.290

-21 %


EBITA operativo

787

806

-2 %

-5 %

2.074

2.397

-13 %

-14 %

En % de facturación operativa

12,0

11,7

+0,3 puntos


10,9

11,5

-0,6 puntos


Beneficio neto atribuible a ABB

4.530

515

+780 %


5.225

1.114

+369 %


Dividendo básico por acción ($)

2,14

0,24

+785 %


2,45

0,52

+370 %


Dividendo operativo por acción ($)

0,21

0,33

-36 %

-35 %

0,73

0,97

-25 %

-24 %

Flujo de caja operativo

408

670

-39 %


511

414

+23 %


Resultados del Grupo ABB en el tercer trimestre de 2020

Resumen

La actividad comercial durante el tercer trimestre siguió siendo complicada debido a la pandemia de la COVID-19 que continúa en curso. La demanda se redujo con respecto al mismo periodo del año anterior en todas las regiones a pesar de la sólida recuperación en China, que impulsó el crecimiento en otras áreas, especialmente en Robotics. Los negocios de productos de ciclo corto gozaron de un desarrollo positivo, pero este se vio lastrado por un menor número de grandes pedidos y por el continuo retroceso de las actividades de mantenimiento. Los márgenes operativos para el grupo se vieron mermados por los gastos no esenciales y por las pérdidas incurridas por Industrial Automation en relación con el proyecto de Kusile en Sudáfrica. Salvando estos efectos, los márgenes evidenciaron una positiva solidez de base, que es reflejo de la perseverante mitigación de costes en todas las áreas de negocio, así como de los sólidos progresos en Electrification con la integración de GEIS y el cambio de rumbo en los productos de instalación. Motion mantuvo su sólida trayectoria de rendimiento.

Pedidos

Los pedidos disminuyeron un 9 por ciento (un 8 por ciento comparable) en este trimestre en comparación con el año anterior. Los efectos de la conversión de divisa tuvieron un impacto neutro y los cambios de cartera un impacto negativo neto del 1 por ciento. La cartera de pedidos fue de 13.878 millones de dólares al final del trimestre.

Perspectiva por regiones

  • Los pedidos procedentes de Europa fueron un 9 por ciento inferiores (10 por ciento comparable), con resultados variables por país. Suecia, Noruega y Países Bajos mostraron un sólido crecimiento, mientras que los pedidos disminuyeron en la gran mayoría del resto de países, incluyendo Suiza, el Reino Unido y España, con respecto al mismo periodo del año anterior. En Alemania, los pedidos fueron un 11 por ciento inferiores (un 14 por ciento comparable).
  • Los pedidos en toda América fueron un 14 por ciento inferiores (11 por ciento comparable) y la mayor parte de los países informó de menores niveles en los pedidos. En Estados Unidos, los pedidos disminuyeron un 13 por ciento (12 por ciento comparable).
  • En Asia, Oriente Medio y África (AMEA), los pedidos fueron un 1 por ciento inferiores (un 2 por ciento comparable). Los pedidos fueron considerablemente inferiores en India, Japón y Singapur, mientras que el desarrollo de los pedidos en Corea del Sur fue sólido. El crecimiento en China fue importante, con un aumento de los pedidos del 7 por ciento (un 8 por ciento comparable).

Perspectiva del mercado final

  • En las industrias específicas los pedidos fueron dispares. Aunque el grupo cosechó beneficios en particular de la adjudicación de pedidos seleccionados en los sectores de la automoción y de las 3C, la demanda procedente de fabricantes de máquinas fue débil. Algunos mercados finales, tales como el de la alimentación y las bebidas, gozaron de un sólido crecimiento.
  • Las actividades industriales energéticas y de procesos fueron considerablemente inferiores durante este trimestre. Las actividades de mantenimiento siguieron viéndose mermadas por las restricciones a los desplazamientos, así como por el aplazamiento por parte de los clientes de sus gastos a este respecto. Los proyectos de gasto de capital siguieron demorándose, al adaptarse la mayoría de clientes a las peores perspectivas de demanda.
  • En el sector del transporte y la infraestructura, se mantuvieron las inversiones en los sectores ferroviario, eólico y de centros de datos.

Además, los pedidos fueron robustos en el área de empresas de servicios públicos de distribución eléctrica. Las actividades marítimas sufrieron un pronunciado descenso.

  • Las actividades de construcción fueron dispares, variando por región.

Facturación

Los ingresos fueron un 4 por ciento inferiores (un 4 por ciento comparable) con respecto al mismo periodo del año anterior, como consecuencia de la debilidad en la totalidad de las cuatro áreas de negocio. Los efectos de la conversión de divisa tuvieron un impacto positivo neto del 1 por ciento y los cambios de cartera un impacto negativo neto del 1 por ciento. El ratio de ventas con facturación del trimestre fue 0,93x en comparación con 0,97x en el mismo periodo del año anterior.

Beneficios de explotación y EBITA operativo

Los beneficios de explotación fueron de 71 millones de dólares. El resultado para este trimestre incluye aproximadamente 311 millones de dólares en concepto de deterioro del crédito mercantil, así como 203 millones de dólares de gastos debidos a las obligaciones relacionadas con los negocios desinvertidos.

Además, los resultados reflejan conceptos no operativos convencionales que incluyen importes relacionados con las variaciones en el tiempo de los precios de materias primas y conversión de moneda extranjera, así como gastos relacionados con los esfuerzos en materia de restructuración e integración.

El EBITA operativo fue un 2 por ciento inferior (un 5 por ciento en monedas locales), situándose en los 787 millones de dólares. El margen EBITA operativo del 12 por ciento aumentó 30 puntos básicos con respecto al año anterior. Los márgenes fueron mayores en Electrification, mientras que el resto de negocios informó de menores márgenes con respecto al mismo periodo del año anterior, debido principalmente a los menores volúmenes. En los segmentos Corporativo y Otros se produjo una mejora de 24 millones de dólares en comparación con el mismo periodo del año anterior, debido a la eliminación de los costes de transición a la competencia y a menores costes corporativos continuos, parcialmente compensados por los mayores gastos derivados de las actividades no esenciales de los negocios.

El margen EBITA operativo del 12 por ciento incluye un impacto negativo comprendido en 80 puntos básicos derivado del acuerdo propuesto con Eskom en Sudáfrica en relación con el proyecto de Kusile, que dio lugar a la posterior reevaluación del mismo, así como a un impacto negativo de 130 puntos básicos derivado de los mencionados gastos en concepto de actividades no esenciales de los negocios.

Beneficio neto y dividendo básico

El beneficio neto del Grupo atribuible a ABB fue de 4.530 millones de dólares. Los ingresos netos recogieron aquellos derivados de las actividades suspendidas de 5.000 millones de dólares, incluyendo las ganancias valoradas en 5.300 millones de dólares antes de impuestos obtenidas de la venta de Power Grids y los gastos de impuestos sobre la renta en relación con la desinversión. ABB registró además unos costes no operativos en concepto de pensiones por un importe de 343 millones de dólares. Encontrará más información al respecto a continuación. El gasto de impuestos sobre la renta fue de 164 millones de dólares en concepto de operaciones continuadas.

El dividendo básico por acción (EPS), de 2,14 dólares, aumentó un 785 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior. El dividendo operativo por acción (EPS), de 0,21 dólares, fue un 36 por ciento inferior con respecto al mismo periodo del año anterior.

Flujo de caja operativo

El flujo de caja operativo fue de 408 millones de dólares, incluyendo un impacto negativo de 273 millones de dólares derivado de una salida de fondos destinada a proveer la transferencia de ciertos planes de pensiones, en comparación con los 670 millones de dólares del tercer trimestre de 2019. En el flujo de caja influyó positivamente el calendario favorable de pagos de impuestos y los movimientos de capital circulante neto, que compensan así los efectos de la reducción en las actividades comerciales. Como porcentaje de los ingresos, el capital circulante neto fue de un 12,5 por ciento al cierre del trimestre.

Optimización de la estructura de capital

ABB vendió el 80,1 por ciento de su negocio Power Grids a Hitachi el 1 de julio de 2020, registrando así unas ganancias contables de 5.300 millones de dólares en este trimestre, como parte de los ingresos netos derivados de las actividades suspendidas. Tal como se anunció anteriormente, ABB pretende distribuir entre sus accionistas los productos líquidos netos procedentes de la desinversión de 7.600-7.800 millones de dólares. El 23 de julio se emprendió un programa de recompra de acciones del 10 por ciento del capital social de la compañía mediante una segunda línea de negociación en SIX Swiss Exchange.

Además del programa de recompra de acciones que continúa en desarrollo, ABB pretende adquirir entre 30 y 35 millones de acciones en autocartera durante los próximos doce meses, principalmente para su uso en relación con los planes de acciones de sus empleados. Las compras se llevarán a cabo al precio de mercado en la línea de negociación ordinaria en SIX Swiss Exchange. ABB es actualmente titular de 89.710.731 acciones en autocartera, incluyendo acciones recompradas mediante el correspondiente programa.

El pasado julio, ABB devolvió el importe restante del incentivo de crédito rotativo a corto plazo de 2.000 millones de euros establecido para afianzar la liquidez ante la situación provocada por la COVID-19 y, a principios de octubre, la compañía ha devuelto un bono de 1.000 millones de euros a su vencimiento. Además, ABB ha devuelto 2.800 millones de dólares de pagarés durante el tercer trimestre. En total, la deuda bruta de ABB se ha reducido en aproximadamente 4.000 millones de dólares a lo largo del pasado semestre.

Durante el tercer trimestre, como parte de una revisión en desarrollo de sus planes de pensiones, algunas de las obligaciones de los planes del grupo se han transferido a terceras partes aseguradoras, que han asumido la obligación de pagar la totalidad de las pensiones e incentivos pagaderos a los miembros de esos planes.

Las transacciones, que cubren un importe estimado de 1.300 millones de dólares en concepto de obligaciones de pensiones que estaban infrafinanciadas en aproximadamente 450 millones de dólares, se están satisfaciendo mediante 320 millones de dólares en contribuciones en efectivo, de las cuales ABB abonó 273 millones de dólares en el tercer trimestre, así como la transferencia de cerca de 850 millones de dólares de activos existentes de planes de pensiones. Como resultado, ABB registró un gasto no operativo en materia de pensiones de aproximadamente 380 millones de dólares en su cuenta de resultados. Esta transferencia solidifica el perfil financiero de ABB y contribuye a minimizar el riesgo de su balance general a largo plazo.

Durante el cuarto trimestre de 2020, ABB pretende proseguir con el programa de optimización de su estructura de capital, incluyendo revisiones adicionales de sus planes de deuda, crédito y pensiones. ABB espera que estas medidas generen unos costes no operativos de aproximadamente 330 millones de dólares. Se espera que el flujo de caja operativo se vea mermado en 90 millones de dólares. Además del programa de recompra de acciones, la compañía prevé que las transacciones de optimización de la estructura de capital de esta fase se completen en su mayor parte antes del cierre del año.

«ABB hace gala de un enfoque responsable respecto de su gestión financiera, y nuestro programa de optimización de estructura de capital sigue arrojando claros beneficios para nuestras partes interesadas. La desinversión de Power Grids ha fortalecido considerablemente nuestro balance general, lo que nos ha permitido mejorar la distribución entre los accionistas y proseguir al mismo tiempo con la reducción del apalancamiento y la inversión en el crecimiento a largo plazo», afirmó Timo Ihamuotila, CFO de ABB.

5 Un máximo del 10 por ciento del capital social emitido de la compañía, incluyendo aquellas acciones en autocartera.

Perspectiva a corto plazo

Se espera que la economía internacional se contraiga en 2020 tras el rápido deterioro de las perspectivas debido a la pandemia de COVID-19. A pesar de la recuperación temprana en China, a la que tomaron el testigo otras grandes regiones de la economía internacional, la incertidumbre respecto del ritmo continuado de la recuperación sigue siendo considerable. Numerosos países se enfrentan aún a restricciones, ya sea continuadas o reanudadas, relacionadas con la COVID-19, lo que podría ralentizar la economía, con consecuencias que se extenderán previsiblemente al largo plazo.

El impacto de la COVID-19 sigue ensombreciendo la perspectiva a corto plazo en numerosos mercados finales, especialmente en los sectores del petróleo y del gas, de la generación de energía convencional, del sector de la automoción y de los sectores marítimo y de la construcción. Algunos mercados finales, tales como el de la distribución eléctrica, el transporte, los centros de datos, la electrónica de consumo y el sector de alimentación y bebidas dan muestra continuada de una relativa resiliencia.

En medio de esta tesitura, ABB prevé que las tasas de crecimiento de los ingresos y pedidos durante el cuarto trimestre sigan encontrándose con dificultades respecto al año anterior, y que las tasas de crecimiento de los ingresos desciendan de manera secuencial. Se espera que los márgenes operativos sean mayores con respecto al año anterior, comprendiendo menores impactos negativos derivados de elementos no recurrentes y una debilitación secuencial que incluye los impactos estacionales. La compañía espera un flujo de caja robusto para todo el año.

Progreso de la transformación

A la vista de las perspectivas y de la continuada eficacia de los esfuerzos generales en materia de mitigación de ABB, los recortes de remuneración asumidos de manera voluntaria por todos los miembros de la junta directiva y del comité ejecutivo, así como por muchos empleados de alto nivel desde la aparición de la COVID-19, concluyeron a finales de septiembre.

Dejando de lado la COVID-19, ABB continúa acelerando su transición hacia un modelo operativo plenamente descentralizado al tiempo que desarrolla la revisión de la cartera del grupo. ABB se encamina, al ritmo previsto, a aportar con mayor rapidez el ahorro neto anual de cerca de 500 millones de dólares iniciado mediante el programa de simplificación ABB-OS, al tiempo que reubica su enfoque en aras de la mejora continua en la totalidad de sus 18 divisiones como parte de ABB Way. En julio se puso en marcha un nuevo sistema de tarjeta de puntuación mediante KPI normalizados, que permite el claro establecimiento de las prioridades para mejorar así la rentabilidad en las divisiones con menor rendimiento.

El Capital Markets Day de ABB, que tendrá lugar el 19 de noviembre, aportará más datos acerca de la evolución de la cartera de ABB, así como de la nueva manera de trabajar de la compañía según el principio ABB Way, e informará además en mayor profundidad acerca de las estrategias de sus divisiones y áreas de negocio.

ABB (ABBN: SIX Swiss Ex) es un líder global en tecnología que impulsa la transformación de la sociedad y de la industria para lograr un futuro más productivo y sostenible. Conectando software a su cartera de electrificación, robótica, automatización y tecnologías de movimiento industrial, ABB empuja los límites de la tecnología para alcanzar nuevos niveles de rendimiento. Con una historia de excelencia que se remonta a más de 130 años, el éxito de ABB está impulsado por el talento de sus 110.000 empleados en más de 100 países. www.abb.com

Links

Contáctenos

Descargas

Compartir este artículo

Facebook LinkedIn Twitter WhatsApp