Global site

El sitio web de ABB utiliza cookies. Permaneciendo en la página, usted consiente el uso de cookies. Más información

Ahorro eléctrico con variadores de frecuencia

Actualmente encontramos en la industria de forma habitual las siguientes circunstancias:
  • Instalaciones sobredimensionadas.
  • Aplicaciones con motores ineficientes.
  • Equipos funcionando innecesariamente durante muchas horas. En muchos otros casos, los motores se fuerzan a trabajar a sus condiciones nominales o superiores aún cuando no es necesario para el equipo que arrastran. 
Todo esto significa que hay mucha energía que se consume inútilmente sin que conlleve ninguna ganancia, incurriendo en gastos perfectamente evitables. 

Detectar este consumo innecesario de energía es tan fácil como solicitar una Evaluación en Eficiencia Energética y nosotros le indicaremos los puntos en los que desperdicia energía y le detallaremos las medidas para evitarlo.


Variadores de frecuencia de ABB

Los variadores de ABB controlan el funcionamiento del motor llevándolo a su punto óptimo para la aplicación, de modo que la energía consumida es exactamente la necesaria y se posibilitan los arranques suaves. Esto, aparte de proporcionar ahorro eléctrico, alarga la vida útil de sus equipos e instalación, previniéndolos del deterioro, excesivas necesidades de mantenimiento y tiempos improductivos. 

Además, en muchas instalaciones ayudan a la reducción del factor de potencia e incluso evitan la instalación de equipos de compensación de reactiva tales como las baterías de condensadores. Un bajo factor de potencia obliga al sobredimensionado de la instalación y conlleva un castigo en la factura eléctrica, de modo que su control mediante la implantación de variadores es otra fuente de ahorros.
 

Retorno de la inversión en menos de un año

De la mano de la oportunidad de ahorro eléctrico, el otro mayor atractivo de los variadores pasa por la velocidad de retorno de la inversión: en la mayoría de los casos la amortización de su coste es menor al año y la reducción del consumo se detecta desde el primer momento. Además, existen diversas posibilidades de recibir ayudas públicas para el pago de mejoras enfocadas a la eficiencia energética y líneas específicas de crédito para estos proyectos en algunas entidades bancarias. 

La implementación de convertidores en sus procesos industriales se convierte así en una medida fácil e inteligente para reducir una partida -la de la energía consumida- que generalmente se encuentra entre el 25% y el 60% de los costes industriales. El margen de ahorro eléctrico es sorprendente. 

¿Necesita más información?