La empresa de tecnología digital ABB empuja a la capital mundial del cobre hacia la electromovilidad

La carrera Fórmula E de ABB, celebrada el 26 de enero en Chile, entrega un significado adicional a un país cuya riqueza mineral lo pone en el centro de la revolución mundial de la movilidad eléctrica.

Las ventas explosivas de vehículos eléctricos y la tecnología para soportarlos han traído una demanda creciente de los minerales más usados en su construcción como el cobre y el litio.

Un tercio de la producción de cobre del mundo proviene  de Chile y la industria dedicada a la extracción de este mineral representa el 50 por ciento de la economía local. Nuestro país también ha sido bendecido con el segundo depósito de litio más grande del mundo, un componente clave de las baterías de ión-litio que se encuentran casi universalmente en los vehículos eléctricos. Esta abundancia permite a Chile satisfacer el 39 por ciento de la demanda mundial de Litio.

Poco sorprende, entonces, que la extracción subterránea de este material se haya vuelto cada vez más urgente y que Chile se esté convirtiendo en un mercado clave para la tecnología y las soluciones de ABB para el mundo minero.

En 20 años las operaciones mineras de ABB en Chile aumentaron de una facturación del 5% a un 50% del negocio, gracias a su presencia clave en las principales empresas mineras.

Dentro de los proyectos más significativos relacionados con la tecnología ABB está Sierra Gorda, mina de cobre ubicada en el desierto de Atacama, en la región de Antofagasta a unos 1.626 metros de altura.

Fue precisamente por los desafíos geográficos que presentaba una localización tan remota para Sierra Gorda SCM que buscaron la experiencia de ABB a través de un acuerdo de asociación en 2014.

ABB proveyó servicios digitales avanzados incluyendo la puesta en marcha, la operación, el mantenimiento y la optimización de las funciones avanzadas del sistema de control de la mina. Entre los aspectos más destacados del sistema se encuentran: la capacidad de monitorear y optimizar el desempeño del equipamiento eléctrico; diagnóstico remoto de problemas y la optimización de los programas de mantenimiento de Sierra Gorda para minimizar la posibilidad de averías.

Otro aspecto clave del acuerdo es la "optimización de activos" para mejorar la disponibilidad, el desempeño y la vida útil de los equipos mediante el uso de monitoreo de condición, datos de diagnóstico avanzados e inteligencia predictiva para planificar actividades de mantenimiento y detectar problemas en los equipos antes de que ocurran. Las condiciones  extremas y la lejanía del entorno del desierto de Atacama hacen que las consideraciones de confiabilidad sean particularmente exigentes.

Sam Bird, piloto británico de Envision Virgin Racing, celebrando su triunfo en el E-Prix Santiago 2019.
Sam Bird, piloto británico de Envision Virgin Racing, celebrando su triunfo en el E-Prix Santiago 2019.

Los intereses mineros de ABB en otras partes de Chile son amplios, lo que ayuda a subrayar su posición como empresa de tecnología digital capaz de empujar a la capital mundial del cobre hacia la electromovilidad.  Líder industrial desde la mina al mercado, la  empresa está comprometida con ayudar a los mineros en la transformación hacia un mundo digital cambiando el centro de gravedad hacia la optimización y digitalización de la mina.

Los vínculos de ABB con la industria minera chilena son largos y están muy arraigados. La compañía ha estado presente en las operaciones de Minera Escondida en Chile, desde fines de la década de 1980 y ha mantenido una relación de 20 años con la empresa minera chilena Doña Inés de Collahuasi. Aquí, ABB recientemente ganó un contrato para introducir su software en la forma de ABB Ability Ellipse Enterprise Asset Management (EAM) y MineMarket, la solución de gestión de minas más importante de ABB.

Ambos son evidencia adicional del enfoque pionero de ABB para remodelar el futuro de la minería, al permitir la creación de "minas digitales" basadas en innovaciones como Mine Location Intelligence, que optimiza el potencial para el trabajo remoto al entregar a los mineros un control de acceso 100% seguro y menor tiempo de evacuación.

Mientras la industria minera chilena se beneficia de esta transformación hacia un futuro digital, el país en general está experimentando revoluciones simultáneas en movilidad eléctrica y suministro de energía.

En 2018, por ejemplo, Copec, el mayor distribuidor de combustible de Chile, lanzó "Copec Voltex", una de las redes de carga de EV más grandes de América del Sur, con 700 km de cobertura y toda la infraestructura de carga suministrada por ABB. Uno de esos cargadores, una unidad ultra rápida de 175kW, fue el primero de su tipo en Sudamérica.

Las iniciativas de este tipo simbolizan la revolución energética emergente de Chile, impulsada por la presión social para lograr una producción de energía más sostenible y los objetivos gubernamentales de reducir los costos de energía mediante la introducción de proyectos de energía solar y eólica, ambas tecnologías en las que ABB tiene experiencia de clase mundial.  

Compartir este artículo

Facebook LinkedIn Twitter WhatsApp