ABB presenta en Baden una moderna planta de producción para sistemas de almacenamiento de energía

ABB está creando sistemas de almacenamiento de energía para ferrocarriles, autobuses eléctricos/trolebuses y camiones eléctricos en un nuevo centro de producción abierto en Baden.

Los sistemas de almacenamiento de energía contribuyen a reducir las emisiones y mejorar la eficiencia energética. Uno de los próximos usos será su empleo en trolebuses de varias ciudades suizas.

En un acto que ha contado con la presencia de clientes, políticos y representantes de medios de comunicación, ABB ha inaugurado en Baden, Suiza, oficialmente su nueva planta de sistemas de almacenamiento de energía para aplicaciones de movilidad. Los sistemas de almacenamiento de energía se usarán en ferrocarriles, autobuses eléctricos/trolebuses y camiones eléctricos. La planta supone una importante inversión en Suiza como centro de producción y aporta un valor añadido a las aplicaciones tanto nacionales como en el extranjero.

De izquierda a derecha: Ernst Roth, Local Business Line Manager Drives (Motion), ABB Suiza; Stephan Attiger, Concejal del cantón de Aargau; Robert Itschner, CEO ABB Suiza; Markus Schneider, Alcalde de Baden.
De izquierda a derecha: Ernst Roth, Local Business Line Manager Drives (Motion), ABB Suiza; Stephan Attiger, Concejal del cantón de Aargau; Robert Itschner, CEO ABB Suiza; Markus Schneider, Alcalde de Baden.

Varios fabricantes de automóviles de diferentes países ya han hecho pedidos de sistemas de almacenamiento de energía a ABB. Entre otros usos, se emplearán en nuevos trolebuses de las ciudades suizas de Zúrich, Lausana y Friburgo.

Los sistemas de almacenamiento de energía representan una tecnología fundamental para el futuro de la movilidad sostenible y desempeñan un papel clave en el ámbito de la electrificación y la descarbonización del transporte por ferrocarril y carretera. Contar con un almacenamiento de energía eficiente es esencial para el funcionamiento de los autobuses y camiones eléctricos. Además, permite, por ejemplo, almacenar la energía de frenado que se genera y recupera. Por otro lado, gracias a esta tecnología, los sistemas de almacenamiento de energía mejoran la flexibilidad de los trolebuses al permitirles cubrir largas distancias sin líneas aéreas.

A diferencia de Suiza, muchos otros países en Europa siguen contando con una infinidad de líneas ferroviarias sin electrificar. La integración de sistemas de almacenamiento de energía permite convertir unidades múltiples diésel en vehículos híbridos diésel, reduciendo así las emisiones de CO2 en un 30 por ciento y, además, ofreciendo la posibilidad de lograr un notable ahorro energético mediante la recuperación. Este tipo de sistemas presenta a las empresas de transporte muchas opciones de retrofit para sus flotas de vehículos con vistas a lograr una movilidad más sostenible.

"Nuestro centro de producción para sistemas de almacenamiento de energía aquí, en Baden, no hace sino consolidar nuestro liderazgo tecnológico y de mercado en el ámbito de la movilidad sostenible. Llevamos más de 100 años trabajando aquí y avanzando con nuestras soluciones. Esto nos permite alimentar desde una única fuente a todo el tren de potencia, incluyendo soluciones de almacenamiento de energía para aplicaciones en ferrocarriles, autobuses eléctricos, trolebuses y camiones eléctricos", declaró Robert Itschner, CEO de ABB en Suiza y director nacional del negocio Motion.

Las celdas de batería se montan en producción, en unos módulos de batería normalizados que posteriormente se integran en unos sistemas de almacenamiento de energía y se configuran según el uso concreto que se les vaya a dar. Los productos usan lo último en tecnología de iones de litio y se caracterizan por una alta densidad de potencia y energía, así como por una larga vida útil, incluso con grandes cargas. Su diseño brinda dos propiedades: seguridad y una gran eficiencia energética.

En el proceso de producción se emplean dos robots de ABB que garantizan el cumplimiento de unos estrictos requisitos de seguridad y calidad: uno coloca las celdas de batería en la envolvente del módulo y el otro une los elementos mediante un meticuloso proceso de soldadura por láser. Se hace un registro digital continuo de todos los datos del proceso de producción.

ABB cuenta con muchos años de experiencia trabajando en sistemas de almacenamiento de energía para un amplio abanico de aplicaciones, por ejemplo, en redes eléctricas o sistemas solares. Fueron varias las razones por las que se eligió Baden como centro de producción, entre ellas, su cercanía al centro de excelencia de ABB para convertidores de tracción en la comuna de Turgi, así como al centro de investigaciones corporativas de ABB en Dättwil.

ABB (ABBN: SIX Swiss Ex) es un líder tecnológico que está impulsando la transformación digital de las industrias. ABB cuenta con una trayectoria de innovación de más de 130 años y con cuatro negocios globales enfocados en nuestros clientes: Electrification, Industrial Automation, Motion y Robotics & Discrete Automation, apoyados por la plataforma digital ABB AbilityTM. El negocio Power Grids de ABB será transferido a Hitachi en 2020. ABB opera en más de 100 países y emplea a cerca de 147.000 personas. www.abb.com 

Links

Contáctenos

Descargas

Compartir este artículo

Facebook LinkedIn Twitter WhatsApp