La tecnología de ABB favorece un futuro sostenible para el transporte marítimo por el Ártico

En el círculo polar ártico se halla la Ruta Marítima del Norte, una de las arterias de navegación más importantes del planeta. Si bien pasa por aguas congeladas en su mayor parte, la ruta conecta el oeste y el este, permitiendo el transporte de mercancías entre el norte de Europa y el noreste de Asia a través del estrecho de Bering.

Este trayecto es un 30 por ciento más rápido que la alternativa por el sur, a través del canal de Suez, y resulta atractivo para las compañías de transporte marítimo por el ahorro que supone en términos de combustible y emisiones. Pero el aumento del tráfico por esta ruta ha de tener en cuenta el delicado ecosistema del Ártico.

Por ello es fundamental que los buques que operen en la Ruta Marítima del Norte estén equipados con las tecnologías más sostenibles. Sovcomflot, una de las principales navieras que transporta combustibles, cuenta con la mayor flota del mundo de clase hielo provista de propulsión eléctrica Azipod® de ABB, la cual reduce el consumo de combustible al tiempo que suprime la necesidad de emplear buques rompehielos en aguas congeladas del Ártico con un espesor de hasta 2,1 m de hielo.

Buques en plena noche (polar): transporte marítimo sostenible por el Ártico con Azipod® de ABB.

Y para ayudar a los buques que navegan en condiciones tan extremas, ABB ha abierto un Centro de servicio marítimo especializado en la ciudad portuaria rusa de Murmansk, disponible las 24 horas del día y los 7 días de la semana. Los barcos de Sovcomflot están entre los más de 1000 buques conectados a los ABB Ability™ Collaborative Operation Centers de todo el mundo, en los que expertos de ABB monitorizan los sistemas operacionales de a bordo, coordinan diagnósticos de los equipos y ofrecen servicios de mantenimiento predictivo.

Hablando de buques conectados digitalmente que operan en áreas remotas, Jyri Jusslin, director global de Servicio de ABB Marine & Ports, declaró: «Podemos darles apoyo. Somos capaces de detectar problemas antes incluso que la tripulación, por lo que podemos decirles: “Echad un vistazo a esto y arreglémoslo antes de que interrumpa vuestras operaciones”».

Los buques equipados con soluciones conectadas, eléctricas y digitales están ayudando a garantizar que siga operativa, de manera sostenible, una de las rutas de suministro más preciadas —y difíciles— del mundo.

Links

Contáctenos

Descargas

Compartir este artículo

Facebook LinkedIn Twitter WhatsApp