Día de la Tierra 2020

Día de la Tierra 2020

Hoy el Día de la Tierra cumple cincuenta años y, en esta ocasión, el tema escogido son las medidas frente al cambio climático.

Todo comenzó en Estados Unidos cuando, el 22 de abril de 1970, 20 millones de estadounidenses (el 10 por ciento de su población por aquel entonces) se manifestó en defensa del medioambiente. El primer Día de la Tierra se considera el pistoletazo de salida del movimiento ecologista de nuestros días.

El Día de la Tierra sigue suponiendo una llamada a la acción en todos los rincones del mundo y su importancia internacional es notoria: en 2016, desde las Naciones Unidas se escogió el Día de la Tierra como fecha de la firma del histórico Acuerdo de París en materia de cambio climático. Y, como defensor del Acuerdo de París y de la iniciativa Science Based Targets (SBT), ABB trabaja para limitar el calentamiento global y aplacar las consecuencias potencialmente devastadoras del cambio climático. Por ejemplo, el año pasado, ABB redujo sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 41 por ciento respecto al año 2013, superando el objetivo del 40 por ciento que se había fijado para 2020.

Nuestra compañía, que cuenta con cerca de 9.000 tecnólogos, tiene previsto invertir cerca de 23.000 millones de dólares en innovación entre la fecha de la firma del Acuerdo de París y 2030. Nuestras tecnologías avanzadas son la contribución principal de ABB al esfuerzo mundial por mitigar el cambio climático. Casi el 60 por ciento de los ingresos globales de ABB se derivan de tecnologías que atajan directamente las causas del cambio climático para hacer así posible la eficiencia energética, la integración de las renovables en la matriz energética y la conservación de los recursos naturales. La compañía lleva camino de que este porcentaje ascienda al 60 por ciento para finales de 2020. Las soluciones sostenibles de la cartera incluyen ofertas digitales para edificios inteligentes, infraestructuras sostenibles, energía limpia, sistemas de movilidad y eficiencia energética.

Por ejemplo y a largo plazo, ABB tiene el propósito de alcanzar la neutralidad de carbono y el año pasado ya abrió su primera fábrica con huella de carbono cero en Lüdenscheid (Alemania): un ejemplo de lo que se puede hacer para lograr que la industria sea realmente sostenible. La fábrica se ha reequipado con una estación de energía solar y tecnologías digitales, por lo que promete ser autosuficiente desde el punto de vista energético. Esta iniciativa da buena muestra de todas las ventajas que aportan los ecosistemas industriales inteligentes y digitalmente controlados, y presenta además una hoja de ruta integral para las medidas que la compañía tomará en el futuro.

Para conocer más información acerca de qué hacemos desde ABB para que todos los días sean el Día de la Tierra, lea aquí nuestro Informe de sostenibilidad 2019.

Links

Contáctenos

Descargas

Compartir este artículo

Facebook LinkedIn Twitter WhatsApp